Las Líneas Ley

Las Líneas Ley fueron estudiadas por primera vez por Nicola Tesla.

Son conocidas desde tiempos prehistóricos como: las Sendas del Dragón, líneas de luz, líneas de energía, líneas espirituales (entre otros nombres).

Vendrían a ser unas alineaciones de energía en el campo magnético terrestre que se localizan en vórtices magnéticos en la mayoría de los lugares sagrados del mundo, como los círculos de piedras o monumentos megalíticos, iglesias, cementerios, que habrían sido construidas con algún propósito desconocido por pueblos prehistóricos,3 y modificadas por el tránsito acuífero de los subsuelos o de las grietas de terrenos que entran en fricción.

El nombre de Leys o Líneas ley se debe a un arqueólogo aficionado, llamado Alfred Watkins, quien publicaría su libro Old Straight Track brought en 1921. Más tarde serían estudiadas por Ernst Hartmann, quien estableció un mapa con estas franjas invisibles de energía que se denomina Red H en honor a su nombre

Esta teoría, sin embargo, fue rechazada de plano por arqueología tradicional, como tantas otras cosas.

Mientras algunos autores piensan que dichos puntos serían de origen natural y producidos por corrientes subterráneas, otros piensan que son líneas espirituales de acceso y salida para toda clase de manifestaciones paranormales.

Resulta curioso comprobar que algunos lugares sacros como iglesias, o monumentos importantes, se encuentran unidos por una perfecta línea recta.

Es una especie de red telúrica invisible.

Donde estas líneas de energía se cruzan, en el lugar exacto, siempre hay un monumento megalítico, una ermita, una catedral o cualquier otro lugar sagrado. Es más, la mayor parte de las veces y no digo todas porque no poseo es información, estos lugares se hallan al mismo tiempo alineados exactamente con constelaciones, como si el dibujo de estas líneas telúricas terrestres fueran el reflejo de líneas estelares que une astros que fueron agrupados en constelaciones en la antigüedad. Puede ser casualidad, pero a mí me recuerda la famosa frase hermética : “lo que es arriba es como lo que es abajo”.

Por cierto, muchos de los monumentos antiguos se hallan alineados con la constelación de Orión. ¿Qué tendría esta constelación de especial para los pueblos antiguos?

La leyenda de estas Líneas de Poder, empezaría en la Gran Bretaña; el folclore druídico llamaba a la energía de la tierra wyvern Los Druidas creían que esta energía se deslizaba como una serpiente a través del suelo como las corrientes telúricas. Quienes estudian la religión druídica creen que estas líneas telúricas son vías espirituales que recubren todo el planeta.

Creían también que estas energías nacían del tránsito acuífero de los subsuelos o de las grietas de terrenos que entran en fricción, al igual que de los magmas subterráneos del planeta. Así pues en la creencia druida; estas energías serían la manifestación misma de la vida sobre la tierra y el origen de su fertilidad.

Algunos de sus lugares sagrados son Glastonbury o la catedral de Chartres, erigida sobre un antiguo bosque sagrado de los celtas galos (el bosque de los carnutes).

De igual modo creían que esas energías cruzaban los cielos y el interior de la tierra, a modo de cauces energéticos que, en ciertos parajes concretos, daban una condición específicamente benéfica a la acción de las corrientes telúricas del subsuelo, y creaban allí un lugar privilegiado, que los druidas marcaban mediante menhires o dólmenes. Posteriormente estos lugares se convertirán en centros rituales y ceremoniales, donde para acrecentar o favorecer esas manifestaciones energéticas, se cultivaba con danzas e invocaciones. Así la creencia era que estos lugares estaban favorecidos por la Madre-Naturaleza, y las aguas subterráneas simbolizadas por Dana, Diosa primigenia, otorgadora de la Vida, y la Serpiente Cósmica, quien sacaba de si el Huevo Cósmico (balain, balaun), repleto de nueva Vida y Energía.

Así pues los druidas se consideraban a sí mismos como Hijos de la Serpiente cósmica, (Naddred, Adder) los cuales en sus creencias se dirigían a estas zonas de poder para recibir los beneficios físicos y espirituales en estos espacios. Era ahí donde los celtas rendían culto a la Diosa-Tierra y demás entidades divinas que albergan las fuentes, lagos, ríos o manantiales.

Todavía más antiguas son las construcciones de New Grange (Bru Na Boyne) que se hallan alineadas también por medio de estas líneas y además, con la constelación del Cisne, también llamada Cruz del norte, una de las constelaciones de la Vía láctea, que dicho sea de paso, parece tener mucho que ver con la Vera Cruz Templaria y las alineaciones de sus construcciones.

Pero son muchas las culturas usan líneas rectas en sus caminos. Por ejemplo, en América del Sur estas líneas generalmente se dirigen a las cimas de las montañas; las líneas de Nazca son un buen ejemplo de como las culturas antiguas hacían grandes caminos en línea recta; este mismo tipo de líneas conectan las antiguas pirámides mexicanas; hoy en día las vías modernas se desvían alrededor de estas grandes pirámides, estas mismas carreteras están construidas sobre los antiguos caminos originales que se dirigían hacia estos centros ceremoniales. No hay que olvidar tampoco que estas líneas están construidas para ser vistas desde el aire…

 

La cultura chaco, familia de las tribus Anasazi de Nuevo México, cortan sus escaleras en los acantilados de arenisca para facilitar el mantenimiento de sus caminos rectos. Los indios Hopi poseen una leyenda dicen que espíritu de Palongawhoya tocando un tambor, construyo estas líneas espirituales, para la comunicación con los ancestros.

En Gran Bretaña se han trazado miles de líneas ley, y los defensores de la teoría comenzaron a descubrirlas por todo el mundo, como Alemania y Australia.

En el continente americano, por ejemplo, especulan que una línea de poder conecta el Monk’s Mound, un montículo artificial prehistórico, situado en la ribera del Mississippi, con Mystery Hill, cerca de Salem del Norte, el desierto de Mojave, y el White Horse en Uffington, Inglattera, y Sedona Arizona.

En China, por ejemplo, están los Lunng mei (‘Sendas del Dragón’).

En España, tenemos nuestro Camino de Santiago. Según alguno de los mapas de líneas Ley, hay una que va desde Cataluña hasta Santiago de Compostela. Comienza en Viladecans (Barcelona) y pasa por Lleida, Zaragoza y Logroño.  En Fores, un pueblo de Cataluña por dónde pasa una de las líneas, existe una iglesia dedicada al arcángel San Miguel, vencedor del demonio, pues bien, esta línea, une en línea recta todas las iglesias de la zona dedicadas a éste arcángel, comenzando por la del Fores, y atravesando su nave por el mismo centro.  Al norte de éste pueblo, se encuentra la Font de la Luz, y a poca distancia, un campo de enterramiento ibero. Allí, todas las tumbas están orientadas exactamente según la línea ley y alineadas con la fuente y la Iglesia de Fores. Pero, hay más, ermitas románicas, catedrales y castillos templarios, además de los monumentos de la antigüedad, pueden ser alineados conforme a este mapa singular. Claro que la mayoría, por no decir todos, están ubicados sobre antiguos lugares antiguos de culto pagano.

Algún día quizás, la ciencia oficial será capaz de admitir lo evidente. Todo esto no puede ser “casualidad”.

 

 

 

 

 

¡Suscríbete!

Y disfruta de todas las novedades nada más que salgan del horno ¡tú serás el primero!.

Nunca te enviaremos spam ni compartiremos su dirección de correo electrónico con nadie.
Obtén más información en nuestra página de
política de privacidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba